Daybreak...sólo un poco más Parte I

Título del Twoshot: Daybreak… sólo un poco más.
Parejas: 2Hyun/MinJ (Nu’est)
Tipo: Yaoi
Género: OTP, angst, drama, POV
Clasificación: Rating {NC-17}

Descripción: ¿Es posible extrañar tanto a alguien?... La final de Produce101 fue el día en que todo cambió, el día en que rompió el corazón en uno de ellos. Sintiéndose cada vez más lejos. Cuando extrañar se vuelve un impedimento para continuar y no hacerlo es imposible… solo queda esperar, solo un poco más, hasta que puedan regresar para estar juntos.


— ¡Felicidades!

Mi corazón de pronto se siente oprimido. Aunque él está frente a mí con esa hermosa sonrisa, sé que no es real, que en el fondo se siente herido y triste. Pero, como siempre, no quiere mostrarlo, y mucho menos frente a mí.

— Por lo menos uno de nosotros lo logró…

Aprieto los labios. No puedo seguir viendo esa sonrisa, simplemente bajo la mirada. Y de nuevo las lágrimas comienzan a rodar por mis mejillas.

— Oye, dices que nunca lloras, ¿por qué estás llorando ahora?

Poco a poco levanto la mirada. Ahí está él, con el uniforme gris que le sienta muy bien, con su sonrisa, la misma que muchas veces me he quedado embobado viendo. Pero esta vez, al verla, mi corazón se siente triste. ¿Cuándo podré ver esa sonrisa de nuevo?

Lo veo levantar su mano y agitarla, como el niño travieso que solo yo sé que es…

— Adiós Bugie… - me dice.

¿Adiós? ¡No! ¡No quiero separarme!

De pronto lo siento cada vez más lejos. Levanto la mano para intentar alcanzarlo, pero me es imposible, de la nada, lo veo desaparecer frente a mis ojos y…


El aire me falta y eso hace que me siente en la cama y salga de mi sueño. Mi respiración está agitada. Veo a mi alrededor. ¿En dónde estoy?

No es el dormitorio que he compartido por más de seis años con mis mejores amigos. Frente a mi cama, veo una litera en la cual duerme un desconocido… no, no es un desconocido, ahora recuerdo.

Suspiro hondo y llevo mis manos a mi rostro. Es entonces cuando me doy cuenta de que estoy llorando…de nuevo.

¿Cuánto tiempo ha pasado? ¿Un mes o menos de un mes? En verdad no tengo idea, lo único que sé, es que todas las noches me despierto con el mismo sentimiento. Con ésta opresión en el corazón, y las lágrimas rodando por mis mejillas.

— Hyung, ¿otra vez no puedes dormir? – una voz somnolienta llama mi atención.

Es el chico dormido en la cama frente a la mía. Jaehwan. Lo veo sentarse en su cama mientras se talla los ojos.

— No te preocupes, vuelve a dormir – le digo.
— ¿Como no voy a preocuparme? Llevas así desde la final, si sigues así te vas a enfermar. – sonrío ante su preocupación.
— Vuelve a dormir, yo haré lo mismo, te lo prometo.
— Bueno…- finalmente dice antes de volver a recostarse en su cama.

En realidad estaba más dormido que despierto, así que vuelve a quedarse dormido profundamente muy rápido.

Y yo, aunque vuelva a recostarme, sé que no me será posible volver a dormir, así que me levanto intentando no hacer mucho ruido para no despertar a ninguno de los chicos con los que ahora comparto habitación.

Camino hacia la pequeña cocina para tomar un refrigerio de medianoche. Estando frente al refrigerador de pronto recuerdo aquella ocasión en que grabamos mientras comíamos. Sonrío al recordar sus mejillas infladas mientras masticaba, intentando hablar al mismo tiempo.

Abro el refrigerador. No sé qué comer, pero apenas veo la botella de sprite y de coca cola, sonrío al saber lo que voy a tomar. Rápido tomo las dos botellas y las pongo en la encimera. Saco un vaso y abro las botellas.

— ¿Cómo era? – murmuro intentando recordar— Oh, sí. 70% de sprite — digo mientras vierto sprite en el vaso. — y 30% de coca— hago lo mismo con la coca.

Le doy un trago a mi bebida. Sonrío al recordar perfectamente el sabor.

— Sí, así es exactamente como a él le gusta…
— ¡Oh! ¿Estás despierto tan noche? – volteo a ver la voz que me llama.
— Hyung, ¿qué haces levantado tan noche? – Jisung hyung acaba de entrar a la cocina.
— Llega uno a una edad, en que por más que quiera dormir de corrido toda la noche, es imposible— me dice. — Cuanto tengas mi edad entenderás. – sonrío. — Ahora, ¿qué estás tomando?
— Ah, sprite con coca. ¿Quieres probar?- le acerco el vaso. 

Jisung hyung frunce el ceño. Toma el vaso y antes de darle un sorbo lo huele. Lo veo saborearlo un momento antes de dejar el vaso sobre la encimera.

— Interesante… sabe bien.- sonrío. — Regreso a la cama. Deberías hacer lo mismo. – me dice mientras toma un jugo del refrigerador y sale de la cocina.

Sí, tal vez debería intentar dormir un poco…

*****

No puedo más, las piernas empiezan a temblarme de lo débil que me siento. Pero a pesar de eso intento dar lo mejor de mí, no solo por mí, sino también por él, así que no me detengo y sigo ensayando con el resto de los chicos.

— Hyung, ¿Pasa algo? ¿Por qué estas cometiendo tantos errores el día de hoy? – Daniel detiene el ensayo por unos momentos.
— Lo siento, yo… - suspiro hondo. — voy a esforzarme más.

Los chicos simplemente asienten y continuamos con el ensayo. Debo concentrarme y dejar a un lado el cansancio.

De pronto, una chica del equipo de producción entra con una cámara de mano y un sobre el cual entrega a Jisung hyung. Tenemos que grabar algo de material. Veo uno a uno a los chicos hablar frente a la cámara y a Jisung hyung acercarse poco a poco a mí.

— Y finalmente, Minhyun, nuestro Ceo — bromea. — Minhyun, haz un poco de fanservice para tus fans. – No puedo evitar sentirme apenado — queremos ver tu aegyo.
— Yo no soy bueno. Tampoco soy lindo, Jonghyunie lo es y…- me detengo cuando me doy cuenta de lo que estoy diciendo. Niego con la cabeza. — Mejor pregúntame otra cosa  hyung. – Jisung se me queda viendo unos momentos antes de volver a preguntar.
— Ceo Minhyun, dinos tus impresiones de la nueva canción. – sonrío y comienzo a hablar.

La verdad, es que aunque no parezca, yo no soy muy bueno hablando frente a las cámaras solo. A mi lado siempre estaba él, parecía como si yo fuera quien le diera apoyo para hacer su trabajo como líder, pero en realidad, era yo quien necesitaba más de él.

Apenas termino de hablar frente a la cámara, me siento en un rincón, totalmente cansado. Recargo mi cabeza en la pared y cierro mis ojos. Poco a poco me pierdo en el país de los sueños. Una leve sonrisa se dibuja en mis labios cuando vuelve a aparecer ahí.

— Bugi, bugi… - sonrío al escuchar su inconfundible voz.
— Jonghyunie…- susurro.

De nuevo su hermosa sonrisa mientras me saluda travieso. Está parado frente a mí en medio del salón de prácticas. Camina hasta donde estoy yo y se sienta junto a mí. Mi corazón está latiendo muy rápido, demasiado feliz.

— Bugi…- de nuevo lo escucho.

Puedo sentir como recarga su cabeza en mi hombro, como tantas veces lo hizo, y eso calienta mi corazón y de nuevo quiero llorar.

— Minhyun, despierta…

Frunzo el ceño al escucharlo.

— Vamos, despierta.- me insiste.
— No… no quiero. – le digo.

Pero entonces empieza a sacudir mi hombro. Insistiendo demasiado en despertarme.

— Te extraño mi Bugie…- digo como último recurso para mantenerme en el sueño.

Pero es tarde. He abierto los ojos y frente a mí está Jisung hyung con la cámara, y a su lado Woojin. Mi corazón está latiendo muy rápido. Jisung hyung simplemente me ve, entre sorprendido y triste. Volteo a ver a mi alrededor al darme cuenta de que todo está muy silencioso.

Por un momento pensé que ya todos se habían ido, pero no es así. El resto de los chicos están ahí en silencio simplemente viéndome.

Observo cada uno de sus rostros hasta que me detengo en Daehwi, muerdo mi labio inferior al ver que está haciendo un puchero y poco a poco empieza a llorar. Abro la boca para decir algo, pero pronto me doy cuenta que el resto también está llorando.

Mi corazón se siente pesado, y no tardo mucho en seguirlos. Las lágrimas empiezan a rodar por mis mejillas, y uno a uno, los chicos se acercan y se sientan cerca de mí.

— Yo en verdad creí que estaría con nosotros – Daniel rompe el silencio que de pronto se había hecho.
— Lo prometimos, que estaríamos los seis… Hyunbin también. — Ong baja la mirada. El chico siempre alegre de pronto también está llorando.

Daehwi recarga su cabeza en mis piernas, llorando, y eso termina por quebrarme por completo. Jisung hyung deja a un lado la cámara y me abraza.

Y yo pensé que podía mantenerme en pie, pero no es así, en verdad extraño a Jonghyun, siempre pensé que los dos estaríamos aquí. Riéndonos y apoyándonos como siempre lo hemos hecho desde hace seis años.

— Todos lo extrañamos — Sungwoon dice con la mirada en el piso —  Sé que tal vez pienses que estoy ocupando su lugar, pero yo también lo extraño y… - niego con la cabeza.
— No, no es así, tú te ganaste el lugar. – Sonrío — Estoy seguro que él también lo cree así. — Suspiro hondo — es sólo que… es difícil…

Jisung se sienta junto a mí y sostiene mi mano.

— Si Jonghyun estuviera aquí, estaría regañándote por no ensayar. Te diría que dejaras de dormir tanto y ensayaras.- sonrío. Jisung hyung voltea a ver a los chicos — Estaríamos todos en problemas por estar aquí sentados llorando.

Poco a poco las risas empiezan a sonar.

— ¿Por qué estamos llorando si aún lo vamos a ver en el concierto? Estaría diciéndonos que dejemos de perder el tiempo y ensayemos porque tenemos que dar el mejor concierto de nuestras vidas. Un concierto que sea recordado por mucho tiempo.

Sonrío. Puedo imaginarme a bugi diciendo esas palabras.

— Sí. – Suspiro hondo — tienes razón.

Limpio las lágrimas de mi rostro y me pongo de pie. Todos sonríen y volvemos a nuestras posiciones para continuar con el ensayo.

*****

Veo impaciente la hora en mi reloj. Los chicos van de un lado a otro, algunos saliendo apenas de bañarse y otros apenas desayunando.

Yo estoy listo desde muy temprano, demasiado impaciente por partir rumbo al lugar del concierto. Ha pasado un mes desde la última vez que nos vimos, ni siquiera hemos tenido tiempo de hablarnos, sobre todo por todas las actividades y promociones.

Vuelvo a ponerme de pie y voy frente a un espejo para revisar mi aspecto. Quiero lucir impecable.

— ¡Hyung! ¡Eres un príncipe! – sonrío apenado al escuchar a Daehwi.
— Gracias.
— No te preocupes tanto, así luces bien, Jonghyun hyung va a quedar embobado.- abro la boca para decir algo, pero Daehwi ha salido rápido sin esperar respuesta alguna.
— Mocoso…- murmuro.

Mi rostro se siente caliente. ¿En verdad estoy siendo tan obvio?

Finalmente todos están listos. El trayecto ha sido más largo de lo que pensaba que sería, o tal vez es mi impaciencia lo que ha hecho el trayecto largo. Todos vienen divirtiéndose y riéndose. Yo estoy nervioso. ¿Por qué me siento tan nervioso?

— Todo estará bien, porque yo estaré por siempre a tu lado. Te amo.

De pronto esas palabras vienen a mi mente mientras observo la calle a través de la ventana de la camioneta. Las palabras que le dije justo antes de aceptar entrar a este nuevo proyecto. Jonghyun estaba inseguro y muy nervioso de fallar de nuevo.

Los cuatro habíamos acordado ir con el ceo de nuestra compañía y decirle que aceptábamos su propuesta, pero como siempre, solo yo pude notar la inseguridad de mi bugi.

— ¿Y si vuelvo a fallarles? ¿Y si esto tampoco funciona y he sido yo quien los arrastró a esto porque no fui un buen líder? – su voz temblorosa mientras me confesaba sus sentimientos en uno de los salones de grabación de la empresa.
— Todo estará bien, porque yo estaré por siempre a tu lado. Te amo.

— Hyung, llegamos – Woojin me saca de mis pensamientos.

Veo a mí alrededor y efectivamente veo que estamos en el lugar del concierto. Rápido bajo de la camioneta y empiezo buscar con la mirada entre los vehículos estacionados, la camioneta de Pledis, pero no la encuentro por ningún lado. Mi corazón está latiendo muy rápido.

— Aún no han llegado – doy un brinco asustado cuando Guanlin se me acerca — Tal vez tuvieron otro compromiso antes de venir aquí, no te preocupes hyung. – sonrío.
— Sí, tienes razón. — últimamente, ellos también están llenos de compromisos, es posible que lleguen justo antes de comenzar el ensayo general.

Suspiro hondo. Tomo mi mochila y entro al recinto siguiendo a los chicos. Sonrío y saludo a los demás amigos que dejamos de ver tiempo atrás. Todos estamos felices de volver a vernos y poder cantar juntos de nuevo.

Poco a poco todos comenzamos a dispersarnos. Como siempre, intento estar solo y me voy al camerino, ahí solo se encuentran Sungwoon y su inseparable amigo Taehyun que hoy ha venido junto a los otros chicos. Los dos están sentados, hablando en secreto o algo así. La verdad no estoy muy interesado en lo que estén haciendo.

— Hola hyungs- los saludo.
— Ah… hola…- Sungwoon luce un poco rojo de la cara, eso es extraño.
— Hola Minhyun ah – Taehyun me saluda muy sonriente.

Simplemente asiento con la cabeza antes de sentarme, ponerme los audífonos, cerrar los ojos y descansar mi cabeza en la pared.

“Desde la luna, hasta las estrellas. Deambulando en el espacio, nos encontramos uno al otro, y juntos, dibujando nos deslizamos sobre la pintura. Bajo el aire poco familiar de la madrugada, el sueño no vendrá, parece que no puedo ocultar mi corazón, cada vez más grande hacia ti…”

Escucho la canción que grabamos juntos mientras la pesadez en mi corazón hace que un nudo se forme de nuevo en mi garganta.

¿Es posible extrañar tanto a alguien?

“Mirando un cielo teñido de negro, tus ojos, como la luna arriba, se preguntan que pasara hoy. ¿No luces un poco preocupado? Sí. Mirando tan cómodo, eso es correcto, actúa como un niño para siempre, y te abrazaré. Siempre estaré allí. En la última línea de tu diario…”

Escuchar su voz en la canción hace que algunas lágrimas de nuevo quieran escaparse de mis ojos. Intento contenerlas lo más que puedo. No puedo seguir así, mi trabajo se está viendo afectado y lo que es peor, Wanna One podría perjudicarse por mi culpa.

De pronto una cálida mano se posa sobre mi mejilla. Mi corazón se acelera. Es pequeña, se siente igual a la de…

Poco a poco abro los ojos, con temor a estar equivocado. Pero no es así. Aquí, frente a mi, la sonrisa más hermosa que jamás he conocido. Y de pronto, las lágrimas que había estado reprimiendo empiezan a rodar por mis mejillas.

— Minhyun. Dijiste que nunca lloras, ¿por qué estás llorando ahora? – me dice sin dejar de sonreír.

Las mismas palabras que me dijo ese día, las misma que he soñado todas las noches en el último mes. Mi temor de que esto sea de nuevo un sueño me hace querer comprobar que es real.

No puedo resistirme más. Quito los audífonos de mis oídos, me pongo de pie y lo abrazo fuerte. Mi corazón quiere salirse de mi pecho. Lo escucho reír dejándose abrazar. Soy más alto que él, pero aun así me las arreglo para poner mi nariz en su cuello. He extraño tanto su olor, el olor de su loción mezclada con el perfume natural de su cuerpo.

— Bugi… te extrañe…-murmuro.



Continuará...
Share:

2 comentarios:

  1. una moqueando antes del almuerzo, corto pero lindo, dulce y para llorar pero de feliz....

    ResponderEliminar
  2. Que lindooo!! Estare esperando con muchas ansias la continuacion...

    ResponderEliminar

Próximamente

Próximamente

Recomendación

Mew's Talk

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Archivo

Popular Posts